Es la rama de la Odontología que se especializa en el tratamiento de los tejidos de soporte del diente, es decir, encía, el ligamento periodontal y el hueso alveolar.